Mi Destino. Escribí este artículo justo en el momento que empecé a sentirme a gusto conmigo, como nunca antes. ¡Aun sigo sintiéndome así!   Ya no hay mas dolor, ya no hay más sufrimiento ni pena. Mi mente está tranquila como si...